Feliz año.

La ideología más noble: el deseo de que todos los seres alcancen bienestar social, felicidad y sabiduría. Desde todos los tiempos la humanidad se ha preguntado ¿de dónde venimos y a donde vamos? La física cuántica ofrece algunas respuestas, investiguemos sobre ellas en aras de progresar en el conocimiento. Híper consciencia.

Feliz año 2019.

 

La publicación de libros de filosofía se reduce un 62% en siete años

ser-y-poder-ser-fotoDoc1-1

Para mí, la filosofía es la esencia de la vida y en la escritura, mí tema preferido, “Ser y poder ser” y “Híper consciencia”. ¿Cómo podemos pasar por alto el no saber nada sobre nuestra identidad?  La física cuántica ha irrumpido de forma imprevisible y promete cambios que pueden abarcar a todos los campos y facilitar el  acceso a todos los públicos. La evolución solo puede venir de las masas y no, solamente de un número reducido de académicos.  Pienso que los primeros pasos para alejarnos de tanta mediocridad repetida como, las luchas por el poder en un mundo caduco se han dado. Espero que ¡por fin! el cambio real emerja en las sociedades.

Feliz año nuevo

Mi deseo es que en el nuevo año todas las sociedades tomen conciencia de lo efímera que es la existencia y lo importante de vivir feliz y adquirir conocimiento. ¿Es posible lograr el que todos los seres vivos disfruten de un bienestar en armonía? Creo que sí, el futuro solo puede ser utópico o no será, pues existe mucho conocimiento tecnológico y poca evolución sabia.  “Ser y poder ser”, “Híper consciencia” Todo lo imaginable puede ser posible. Un hombre honesto: es siempre un niño. El grado sumo del saber: es examinar el por qué. Sócrates.

Un hombre sabio es siempre humilde.

Feliz año nuevo.

El País, Houellebecq en el país de los ‘chalecos amarillos’

Me pregunto ¿por qué Houellebecq siempre plasma premoniciones caóticas, aberrantes o simplemente desasosegantes, tanto en el ámbito sexual, como en el resto? Me niego a admitir que tales episodios sean algo más que simples apreciaciones de mentes atormentadas y quiero creer en un mundo evolucionado donde el amor predomine y esos supuestos sean meros recuerdos anecdóticos en una época determinada. Para mí el futuro solo puede ser utópico y sabio.

Ser y poder ser, narrativa utópica.

La política de ordeno y mando, cualquiera la puede ejercer ¿para qué sirven los políticos si carecen del talento necesario que pueda conducir a los pueblos hacia un conocimiento de progreso?

Las sociedades  desencantadas no pueden salir de “Guate malo para introducirse en Guate peor”. Ellas también deben de mojarse reflexionando y no esperar a que todo se lo den hecho. Ser y poder ser.

Fragmento de la narrativa sin publicar, “Híper consciencia”.

   Princesita contemplaba con pena y estupor,como unos niños entre cinco y diez años, sucios y andrajosos, algunos conlágrimas en los ojos buscaban desesperadamente algo para comer, en un basurero mal oliente. Algunos eran algo mayores y protegían a sus hermanos o conocidos,pero todos eran vulnerables pues estaban expuestos a que otros de mayor edad irrumpieran en el lugar para pegarles o humillarles. Eso solía ocurrir confrecuencia y aunque lo sabían no lograban acostumbrarse a las adversidades.

    Princesita vestida con atuendo humilde pero limpio y aparentando tener unos diez años, se acercó a unos niños pequeñitos que al verla, sus caritas sucias y llorosas, expresaron sorpresa pues no era normal el ver a niños limpios en ese sitio.

    —Hola pequeños -les dijo-, mientras sus manos les acariciaban.

    Los niños reflejaban una mezcla de estupor, miedo y algo de alegría.

    —Me llamo Princesita y vengo de muy legos. Al escuchar esas palabras otros niños se acercaron. Una niña más atrevida -dijo-, ¿buscas comida?

    —No, yo no la necesito, he venido para ayudaros, sé que tenéis hambre y acto seguido la Planta sabia apareció en el lugar cargada de exquisitos frutos, y Princesita les indicó que podían cogerlos y para estimularlos ella misma, cogió uno y se puso a comerlo. En un momento todos los allí presentes saciaban su hambre comiendo los frutos con aparente felicidad y confusión. Mientras Princesita, La Planta y Paloma que miraba desde las alturas se regocijaban. Una vez el hambre saciada rodearon a Princesita llenos de entusiasmo y haciéndole preguntas.

    —Hemos comido todos y La planta sigue estando llena de frutos-dijo- un niño de unos ocho años, Princesita le miró cariñosa y dijo.

    —Esa planta ha venido para que cojáis todos los frutos que queráis, y como es mágica nunca se acaban.

    —Están muy buenos -dijo- otro niño y añadió, ¿podemos coger para mamá?

    —Sí podéis, pero no será necesario pues a partir de ahora cuando tengáis hambre, solo tendréis que llamarla y ella acudirá cargada de frutos y podréis compartirlos con quien queráis. A medida que saciaban el hambre el paisaje se transformaba con las energías que le prestaban Princesita, la Planta y Paloma, en un lugar de ensueño: el olor apestoso se truncó en una brisa suave con una fragancia exquisita que procedía de las plantas aromáticas del paisaje. Ellos leían la mente de los niños y aunque eran insensibles al dolor o a cualquier otro sentimiento, porque sus seres pertenecían al nivel elevado de beatitud y felicidad, el estar en contacto con tanto sufrimiento provocaron que una compasión sin límites se instalara en sus interiores y compartiera la alegría de los pequeños.

     Los niños mostraban caritas de asombro y felicidad, mientras que la Planta, Princesita y Paloma, se regocijaban al verlos felices. Como leían sus pensamientos constataban horrorizados como eran sus…….

Una investigadora española para feminizar el pensamiento occidental. El País. Cultura.

El que mujeres sometidas por la cultura patriarcal que lasociedad en su conjunto aceptaba, tuviesen que refugiarse en el único lugar queles concedían como propio, “un minúsculo recinto dedicado a laoración” y lo utilizaran algunas, como escritorio para plasmar su rebeldía,tiene un morbo especial que refleja la situación por la cual pasaban la mayor parte de las féminas. La historia siempre sirve como referencia.

La Princesa no está triste. Babelia, el País.

Como mujer, no me gustaría estar medio loca en aquella época, ni ser violada o ultrajada, antes de morir, pues eso ya ocurría ¿qué enseñanza sacaríamos de ello?. Su historia de la señora Bobary no tendría cabida en aquella sociedad. En mi última narrativa “Híper consciencia” utilizo a personajes como el Pricipito o Juan Salvador Gaviota, “entre otros”: el primero se llama Princesita y el segundo Paloma, una vez que regresan a la Tierra en nuestra actualidad, para ayudar a las mujeres. Pero son meros detalles en una historia ficticia. ¡De verdad! las obras maestras es mejor conservarlas como son, aunque podamos inspirarnos sobre ellas de forma inteligente.

El gran zoo de papel. Babelia, el País.

Todos los seres vivos que habitan los mundos tienen la misma importancia. El hecho de que en la Tierra el hombre haya dominado al resto, no quiere decir que sea superior, sino que ha desarrollado el mecanismo necesario para imponerse y practicar la ley del más fuerte: eso demuestra su poca evolución pues su tiempo al igual que el de la mayoría es reducido. Posiblemente que alguna especie animal o vegetal, tenga una sabiduría superior a la nuestra y la ignorancia nos impida percibirla. Me encanta entremezclar a todas las entidades vivas, en mis relatos narrativos.

Híper consciencia.