http://cultura.elpais.com/cultura/babelia.html

Siempre estimula a reflexionar la apasionante vida del filósofo, pero al mismo tiempo nos invade la tristeza de saber que nada ha cambiado desde aquella época: si algún erudito intenta restaurar una democracia corrupta, por otra verdadera, los poderosos de turno, emplean las malas artes para confundir a los ciudadanos como pasó entonces. ¿Estaremos condenados no evolucionar?

???????????????????????????????