El País,Cataluña, el problema pendiente

Los que escribían sobre los problemas de la época no exageraban, simplemente se introducían en la esencia de los impedimentos procedentes de nuestra ignorancia. Cuando no sabemos el porqué de la existencia y comprobamos que es efímera, en vez de lanzarnos todos juntos en primer lugar, a resolver las desigualdades sociales y después, a intentar adquirir conocimiento en todos los campos, las diversidades intentan convencernos de sus verdades supuestamente  interesadas: los políticos por alcanzar el poder, algunos pueblos aleccionados por dirigentes codiciosos se creen superiores o diferentes, sin darse cuenta, de que esa es la mayor ignorancia en un mundo incierto y confuso. Con esas luchas absurdas se nos pasa veloz la vida sin habernos parado a observarla con detenimiento.

Anuncios

El País, ¿Existe un arte de morir?

Si al  nacer la luz que percibimos nos asusta,

si pasamos por la vida sin saber,

si la sola certidumbre es nuestra muerte,

¡eso es la noche!.

El gatito que duerme placentero

sea su lecho catedral o un agujero,

se lanza a experiencias de su tiempo

continuando el recorrido callejero.

La materia que encierra el universo

y la célula viva que contiene,

dan paso al discurrir del intelecto

por fundir ambas cosas,

en la fría experiencia del vacío.

De la fusión quizás nazca otra cosa

que deslumbre el azabache de la noche.

  1. N.

Las mentiras sexistas de la ciencia

Posiblemente los defensores de la ciencia no son conscientes de que el conocimiento científico, como el transcendente, todavía está en pañales y los razonamientos de la primera, pueden resultar infantiles y los de la segunda, meras especulaciones. Estoy de acuerdo en  que las culturas imperfectas lo contaminan todo y crean los prejuicios. Esperemos que la física cuántica siga descubriendo posibilidades sorprendentes y las masas no necesiten maestros que les dicten los pasos a seguir, sino que puedan aprender por sí mismas y las sociedades evolucionadas,  pueblen los mundos.

El país. Editorial Tusquets: así se hizo

La historia de la editorial como tantas otras, es una novela donde solo los éxitos tienen cabida “una narrativa con final feliz”. Seguramente que en los cincuenta años transcurridos muchos creadores llamaron a su puerta y nadie les abrió; ellos también forman parte de la épica en cuanto a personajes secundarios. ¡Nuestro mundo no cambia!. El vislumbre de beneficios, siempre predomina en la selección, ¿sería igual si todos tuviesen los mismos ingresos y estos fueran abundantes, sin que se permitiera la acumulación, en una sociedad evolucionada?

Ser y poder ser.

El País. Herejes de la religión digital

La electricidad puede causar la muerte si no se sabe manejar ¿debemos renunciar a ella por esa razón?.

Pienso que las nuevas tecnologías son un primer paso para que, las masas sean capaces de reflexionar por ellas mismas aunque a veces, los supuestos manipuladores logren confundirlas. Todo progreso conlleva riesgos ¡seamos capaces de asumirlos con inteligencia!

El País. José Mujica: “Después de la pena de muerte, la soledad es uno de los castigos más duros”

José Mujica es un personaje muy admirado por mí, pero que pocas copias existen. Cuando los políticos se miren en ese espejo y sigan su ejemplo, comenzará la evolución de la humanidad y con ella, la de todos los organismos vivos. Asegura, que de la adversidad se aprende más pero ¡qué pena! que tenga que ser así.

Yo prefiero pensar que, cuando dirijan el mundo hombres enteros como él,  “si eso llega a ocurrir” las adversidades ya no tengan cabida. El hombre en el universo es menos que un piojo  y el intentar desarrollar su grandeza interior, con ética incorporada, significa un acierto vital.