Poema expresionista, tiempos de angustia y alegría. Vientos de otoño, por Nely García.

Vientos de otoño me llegan
y no siento la dureza de su azote,
son señales anunciando la certeza
del invierno que se acerca con la noche.

No me importa la llegada del ocaso.
Ni tampoco si existencia y energía, fue fracaso.
La maraña de paisajes conocidos
agudizan el amor en mis sentidos.

Los recuerdos de la aurora aletargados
sirven para observar el terreno pateado.
Con esfuerzo y sudor, labran los surcos
y ¡ahora lo sé!,
recompensa es haberlos trabajado.

En el sueño de la vida sigo estando
pero intuyo que su tiempo está mermado.
Me aferro a sentir con entusiasmo
las caricias que me ofrecen los desvelos,
por crear sin desear ningún anhelo.

Libertad que se aprecia al desnudarse,
por puro descubrir las sensaciones
que no esperan otra cosa que extasiarse,
en el fugaz momento de expresiones.

Anuncios