El País. El enigma sin resolver de lo que nos hace humanos

Leyendo los textos de Rousseau o de Aristóteles, me hago la pregunta, ¿eran inteligentes?

La filosofía existencial es un laberinto apasionante y la mecánica cuántica, un campo infinito sin explorar. Me inclino a pensar que, somos una consciencia inconmensurable, donde solo tenemos acceso a una minúscula parte y en ese pedacito, percibimos cosmos y todo lo que nos rodea. Con esa ignorancia nos permitimos afirmar, que por ser hombres y poseer un lenguaje, somos superiores ¡qué ingenuidad!

EL PAÍS Babelia, pensamiento Breve defensa de un agnóstico

El vacío que inunda mi existencia

me impide afinidad con otra cosa

que no sea el agnóstico sentido

de la duda que acompaña la evidencia.

La inmensidad inalcanzable me rodea,

el deseo de armonía me desvela

y se topa con la regla del más fuerte,

transformando pretensión en ardid quimera.

Sin embargo, el saber de la era cuántica

ilumina el sentido del futuro

que puede transformar en melodía

el agnóstico elixir de la carencia.

Nely  García, poema.