Las mentiras sexistas de la ciencia

Posiblemente los defensores de la ciencia no son conscientes de que el conocimiento científico, como el transcendente, todavía está en pañales y los razonamientos de la primera, pueden resultar infantiles y los de la segunda, meras especulaciones. Estoy de acuerdo en  que las culturas imperfectas lo contaminan todo y crean los prejuicios. Esperemos que la física cuántica siga descubriendo posibilidades sorprendentes y las masas no necesiten maestros que les dicten los pasos a seguir, sino que puedan aprender por sí mismas y las sociedades evolucionadas,  pueblen los mundos.

Anuncios

El País, Las redes sociales son una amenaza para la democracia”

Para que la democracia funcione, debe de ser conducida por una sociedad evolucionada y no por políticos interesados, pero ¿quién se ocupa de instruir a las masas? Quizás las nuevas tecnologías con todos los defectos ya citados, logren que la cara buena se imponga.

Ser y poder ser.

El país. Editorial Tusquets: así se hizo

La historia de la editorial como tantas otras, es una novela donde solo los éxitos tienen cabida “una narrativa con final feliz”. Seguramente que en los cincuenta años transcurridos muchos creadores llamaron a su puerta y nadie les abrió; ellos también forman parte de la épica en cuanto a personajes secundarios. ¡Nuestro mundo no cambia!. El vislumbre de beneficios, siempre predomina en la selección, ¿sería igual si todos tuviesen los mismos ingresos y estos fueran abundantes, sin que se permitiera la acumulación, en una sociedad evolucionada?

Ser y poder ser.

El País. Herejes de la religión digital

La electricidad puede causar la muerte si no se sabe manejar ¿debemos renunciar a ella por esa razón?.

Pienso que las nuevas tecnologías son un primer paso para que, las masas sean capaces de reflexionar por ellas mismas aunque a veces, los supuestos manipuladores logren confundirlas. Todo progreso conlleva riesgos ¡seamos capaces de asumirlos con inteligencia!

El País. José Mujica: “Después de la pena de muerte, la soledad es uno de los castigos más duros”

José Mujica es un personaje muy admirado por mí, pero que pocas copias existen. Cuando los políticos se miren en ese espejo y sigan su ejemplo, comenzará la evolución de la humanidad y con ella, la de todos los organismos vivos. Asegura, que de la adversidad se aprende más pero ¡qué pena! que tenga que ser así.

Yo prefiero pensar que, cuando dirijan el mundo hombres enteros como él,  “si eso llega a ocurrir” las adversidades ya no tengan cabida. El hombre en el universo es menos que un piojo  y el intentar desarrollar su grandeza interior, con ética incorporada, significa un acierto vital.

Sinopsis de mi nueva narrativa, Híper consciencia.

Las nuevas opiniones siempre son sospechosas y naturalmente se rechazan, sin más razón que el hecho de no ser comunes. J.Locke.

Sinopsis de “Híper consciencia”

 

Alejandro, es un joven profesor de filosofía existencial que vive en el año dos mil diez y ocho, y sueña con un mundo perfecto.

De una forma incomprensible racionalmente, se encuentra un día rodeado de personajes conocidos por la literatura universal, que después de sus muertes físicas adquirieron unas formas energéticas superiores y vivían en beatitud constante en un mundo especial. Un grupo de ellos decidió bajar a la Tierra con cuerpos materiales (solamente aparentes), por amor hacia todos los seres vivos que poblaban este planeta imperfecto, e intentar amortiguar sus sufrimientos y Alejandro se convirtió en su amigo.

Ellos con su sabiduría le hicieron contemplar otros mundos vividos por él, en tiempos indefinidos. Desde ese momento, vivía periodos materiales y otros puramente energéticos, en diferentes existencias. La cantidad de información recibida y la escasa energía acumulada, hicieron que la mente de Alejandro se tambaleara.

Sus amigos le aconsejaron el que, durante un periodo más o menos largo, viviera su vida material en la Tierra (que también resultó ser sorprendente) y olvidara los mundos transcendentes, hasta que los seres de todos los planetas evolucionaran. Sin tener plena consciencia de ello, los organismos adquirieron un conocimiento superior en un periodo de tiempo impreciso y también, los habitantes de la Tierra. Alejandro en esas condiciones ya  podía integrarse otra vez, en el grupo de amigos evolucionados. Llegados a ese estado sabio, las mentes de todos los mundos se encontraban en un amalgama de infinitas posibilidades, donde la consciencia total, podría ser el centro, el vacío cósmico, el poder y la física cuántica, el hilo que puede conducir hacia nuevos conocimientos.

También descubrieron que las jerarquías pueden ser inútiles o cotraproducentes, si no están conducidas por multitudes evolucionadas, tanto en el mundo racional, como en el místico.

Una narrativa en donde, de forma natural y comprensible, racionalidad y ciencia ficción fantástica, se entremezclan.

El País. El caso del futuro lejano

Estamos en época de cambio y sin embargo, muchas cosas permanecen anquilosadas: solo se habla de los conocidos o que brillan, en algún campo. Las masas existen y escriben en este momento. Ahora, tienen la oportunidad de hacerse ver, pero posiblemente que, nadie de las supuestas élites, se toma la molestia de investigar sobre ellas. Un comportamiento caduco, pero confortable.

El País. El relato apátrida

Todo avance conlleva pros y contras. Quizás la sabiduría consista en saberlos discernir.

Los seres vivos son conscientes

con grados más o menos aceptables

y sueñan con vivir todos los tiempos,

en el centro incontestable de sus sueños.

El vacío que contiene toda cosa

se encarga de imponer su matemática

y mientras no surja otra luz que la supere,

el eterno comienzo brillará como la rosa,

Extracto de la narrativa en construcción “Híper consciencia”

El País. La gran potencia de lo común

Lo cotidiano y lo simple, encierran grandiosidad. La foto aquí expuesta, refleja el estado de ánimo de unas mujeres en una época pasada, donde la resignación, la ensoñación y la expectativa, se entremezclan. Lo importante no reside en situaciones que nos deslumbran por su originalidad o brillo, sino que lo esencial se encuentra en la percepción repetitiva del conjunto. Mirando nuestros orígenes, apreciamos algún avance de nuestro estado actual y nos hace vislumbrar un futuro apasionante.