https://elpais.com/cultura/2020-04-06/ken-loach-solo-lo-publico-nos-sacara-adelante.html Ken Loach: “Solo lo público nos sacará adelante”

Es evidente que después de los tiempos las luchas son por los mismos motivos y desgraciadamente, las culpables son las sociedades porque:  unos pocos no desean cambios por estar bien acomodados y la mayoría carece de luces suficientes para vislumbrar otras posibilidades, y si algunos las vislumbran las multitudes no les creen; en esas condiciones poco pueden hacer y los privilegiados lo tienen fácil. La situación actual quizás haga que algunos reflexionen pero me temo que, si el daño no es lo suficiente grande todo volverá a ser como antes. ¡O las sociedades en su conjunto evolucionan y perciben lo mejor para todos o no habrá progreso!

https://elpais.com/cultura/2020/03/31/babelia/1585676259_109937.html La hora de la filosofía

Llevamos demasiado tiempo mirándonos nuestro ombligo y dominando por medio de las tecnologías avanzadas a todos los seres vivos de nuestro entorno. Sin embargo, en la parte transcendente continuamos con la misma ignorancia pues nacemos y morimos, igual que lo sometido y no sabemos: ¿quién somos? ¿Para qué sirve la efímera vida? ¿A dónde vamos?. El verdadero progreso consiste en investigar sobre ello y no en alarmarnos cuando surge un virus desconocido pues ¡ignoramos tantas cosas! que nacionalismos o cualquier prepotencia racional quedan en aptitudes ridículas.

https://elpais.com/cultura/2020-03-28/emilio-lledo-ojala-el-virus-nos-haga-salir-la-caverna-la-oscuridad-y-las-sombras.html Emilio Lledó: “Ojalá el virus nos haga salir de la caverna, la oscuridad y las sombras”

Pienso que la irrealidad nos acompaña en todo momento y cuando ese supuesto se convierte en rutina unas veces agradables y otras no tanto, la experiencia pasa de forma monótona. Cuando las vivencias nos sorprenden o confunden, puede ser que tomemos consciencia de que somos algo más y que quizás podamos emerger de la caverna de Platón y vislumbrar algo diferente.

https://elpais.com/cultura/2020/03/26/babelia/1585241644_036608.html Las cosas como son

¿Cómo plasmar la actualidad tan inquietante en cualquier línea artística? Personalmente me es imposible, pues necesito tranquilidad mental para analizar cada tema o situación, en todo tiempo ya sea pasado, porvenir imaginativo o actual. En este momento incierto, solo podemos constatar como las prepotencias de algunos se desmoronan  y lo ignorantes que somos ante un espacio infinito.

https://elpais.com/cultura/2020/03/21/babelia/1584809233_534841.html El orden mundial previo al virus era letal

En la naturaleza imperfecta, la ley del más fuerte predomina y los humanos hasta ahora, nos creíamos los más y los mejores, algo contradictorio con comportamientos mezquinos y prepotentes. Ha tenido que desarrollarse otra entidad viva para que nos demos cuenta de lo ignorantes que somos. La ley del más fuerte nos arrastra a todos; en el ámbito político las ideologías llamadas de izquierdas predican la necesidad de una sanidad pública y eficaz, “una verdad necesaria” pero una parte importante de sus afines cuando la necesitan se inclinan por la privada. ¡Una contradicción más!. Podemos ser un punto minúsculo unido por el hilo invisible del cosmos a todo lo demás y el pretender ser superiores una pretensión ridícula. El seguir investigando sobre los temas metafísicos, quizás nos procure algo de luz.

https://elpais.com/cultura/2020-03-20/nuevos-tiempos-para-la-poesia-viral.html Nuevos tiempos para la poesía viral

                                    Día de la poesía

                                        Dominio.

Hoy he visto temblar al árbol de la vida, sus hojas dominantes comienzan su caída,

un virus con corona anhela su reinado, ataca sin piedad al poder prepotente que ha impuesto su ley en el mundo vigente.

Espera agazapado mirando como caen las débiles primero

mientras las otras, se afanan con esmero a encontrar un veneno.

En el mundo racional-material el más fuerte domina y en un tiempo cambiante, el dominio no dura.

¡Aprende dominante! solo dura el saber.