Malestar ‘feminista’ con Irene Montero y Teresa Rodríguez por “usar a las mujeres” en su “guerra de poder”

https://www.elmundo.es/espana/2020/10/30/5f9c824221efa04a308b4576.html#

La sociedad en general y en especial las mujeres, queremos acomodarnos en nuevas perspectivas donde la igualdad en todos los campos esté presente. El problema reside en que algunas/os de las/os que nos representan no están a la altura; se comportan como los nuevos ricos que la abundancia material los descoloca.

Profesor de instituto

Al ensañarse con un profesor, los islamistas revelan la importancia que ese trabajo tiene en el orden de la vida democrática

https://elpais.com/babelia/2020-10-29/profesor-de-instituto.html

El fanatismo es el arma más letal, estúpida, ignorante y ciega. Los que la utilizan manipulando a pobres ingenuos saben lo que hacen y lo que quieren. A ellos se debería de castigar.

Los hombres deciden en el 82% de las instituciones culturales

https://elpais.com/cultura/2020-10-26/los-hombres-deciden-en-el-82-de-las-instituciones-culturales.html

La sociedad se compone de ambos géneros y las sensibilidades  con matices diferentes,  “pero igual de importantes” pueden conectar más con  unos/as u otras/os. Si en la mayoría de instituciones culturales deciden ellos, resulta evidente que sus preferencias son favorecidas. Sinopsis y epílogo, de la narrativa sin publicar Un Sísifo contemporáneo

Un Sísifo contemporáneo, narrativa sin publicar. Sinopsis y epílogo.

     —Abuela – ¿por qué me llamo Sísifo? Los niños en el colegio se burlan de mi nombre.

    —No les hagas caso hijo, si lo haces es peor.

   -—Cuando tu naciste a tus padres les apasionaba la mitología griega y por esas razón, te llamaron así.

    —¿Qué es la mitología? —mira niño: ahora no te lo puedo explicar lo haré cuando seas algo mayor.

    Al poco tiempo la abuela falleció y no lo pudo hacer.

    Sísifo se sintió solo y desamparado, sus padres se dedicaban a la política y al no tener a la abuela, el cuidado del niño pasó a personas extrañas que a él no le gustaban.

    Sus progenitores para compensarle de las ausencias prolongadas que les imponía el trabajo, le daban dinero extra para sus gastos. Eso propició que niños marginados se acercaran a él ofreciéndose como amigos a cambio de que con su dinero compraran porros.

    El consumo de una droga fuerte llevó a Sísifo al bode de la muerte. Durante los días que permaneció en estado de coma, vivió experiencias fantásticas donde, un ordenador cuántico creaba los mundos.

    Cuando superó la enfermedad y volvió a la Tierra lo olvidó todo pero, con el tiempo lo recordó.

    A partir de ese momento su yo se podía desdoblar y vivir en paralelo, situaciones transcendentes o fantásticas, al mismo tiempo que las puramente racionales.

    El relato plasma las posibilidades sin descubrir de la humanidad, y la actualidad vigente con todos sus avatares.

                   Epílogo de la obra, Un Sísifo contemporáneo

     La lectura de diversas obras literarias de contenido mitológico, histórico, político, romántico, filosófico, banal o de puro pensamiento, donde el amor siempre estaba presente con sus diferentes formas, y la asimilación de mis propias vivencias se acumularon en la mente dando paso a que ella activara el botón de su batidora, para mezclar los contenidos.

    De esa mezcla surgió la obra.

    En el relato se reflejan vivencias racionales y fantásticas, donde un ordenador cuántico crea mundos por medio de sus páginas con la reflexión del protagonista y su convicción, de que en la vida todo puede ser ficción incluido el yo personal, y en ella tienen cabida todas las posibilidades tanto materiales, como energéticas.

#Un Sísifo contemporáneo

no quiere cargar con peso

ni volver a repetir

y busca como un obseso

el misterio del vivir.

Los datos secretos de la industria editorial

https://elpais.com/cultura/2020-10-25/los-datos-secretos-de-la-industria-editorial.html

Estamos en época de cambio,  espero que el dominio de los sellos editoriales también. La ley del más fuerte solo se puede modificar en este campo, como en todos, cuando la emancipación de la sociedad sea completa y no necesite consejos.

Leer o escribir, en estos tiempos tan confusos relaja, enseña y ayuda a vivir. Mis libros publicados, uno sin publicar Un Sísifo contemporáneo, y otro en construcción, Barrio Corea en tiempo de pandemia. Ambos con sus posibles portadas.

Steve McCurry: “La tragedia es que la pandemia no nos enseñará nada”

https://www.elmundo.es/cultura/2020/10/24/5f92fd30fdddfff68c8b468b.html#

Si la mayoría de sus compatriotas no cuestionan nada ¿de quién es la culpa?. En efecto; conectar con la belleza es esencial para vivir en armonía, pero el dar un vuelco de 180 grados en la cultura es indispensable para progresar. Cuando una sociedad esta ciega y se acomoda en lo que le ofrecen por carecer de luces suficientes, la pandemia u otras catástrofes, no les afecta.

Libres, iguales, fraternales

https://elpais.com/cultura/2020/10/22/babelia/1603377248_426627.html

La igualdad entre géneros es indispensable como también, la integridad social en todos los campos,  con el mismo poder adquisitivo, incluidos  los mandatarios. El darnos cuenta de que nadie es superior a otro,  conduce hacia la evolución necesaria.

Fragmento: Muchas veces se había preguntado ¿cómo generaciones sucesivas repetían los mismos anhelos equivocados, el acumular toda clase de bienes tanto materiales, como de prestigio, durante la corta vida? ¿No se daban cuenta de que somos ignorantes y esas vivencias repetidas son como juegos de niños y no aportan nada?

    En la sociedad imaginada, todos disfrutaban de bienes materiales en abundancia, el avance tecnológico permitía obtenerlo sin dificultad, con maquinas sofisticadas agrícolas y con las nuevas tecnologías avanzadas. En ese mundo no había jerarquías, ni políticos, ni policías, ni nadie que tuviese más importancia que el resto; sabían que su misión durante la corta vida era, el poder adquirir conocimiento en todo tiempo y lugar, viviendo  felices mientras se instruían, por esa razón, lo primero era asegurar la abundancia material, pues una sociedad que carece de lo básico no puede pensar en otra cosa que no sea el conseguirlo. Como estaba prohibido la acumulación personal, todos ejecutaban los trabajos más acordes con sus capacidades innatas y lo hacían con placer. Las personas en general se encargaban de denunciar comportamientos violentos o de otro índole inadecuado, a un comité creado para esos menesteres, no para castigar, sino para hacerles comprender la equivocación de esas conductas; como ya se dijo, todos los trabajos se hacían por pura vocación y con placer; si detectaban algún caso perdido se les recluía en lugares especializados, pero sin castigos.