Óleo lienzo original de Nely García, 81 x 65.

Óleo lienzo origuinal de Nely García 81 x 65 - 2000.

Anuncios

A veces pienso, poema por Nely García

Hay  lágrimas  que  fluyen

hacia  adentro,

y  razones  que  ocultan 

los  motivos,

somos  dioses  que  soñamos

con  Cupido,

y  demonios  golpeando

lo vivido.

No  puede  ser  quien  no  sea

el  auténtico  elixir  de  toda  cosa,

ni  vivir  abrazado  a  quien

golpea,

ni  esperar  que  amanezca

entre  las  rosas.

Somos…¿No  sé?,  Viajeros

que  arrastra  una  odisea,

perdidos  en  medio  de  la  noche,

dormidos  con  el  canto  de  sirenas.

El  dulce  despertar,  ¿será  la  muerte?,

O  quizás,  una  rueda  que  no  vemos

nos  envuelve  otra  vez  en  la  deriva,

sin  saber  exactamente,  ¿que  es  la  vida?

A mi madre, poema extraido del libro, Expresión y Sentimiento, publicado por Lobo Sapiens, S. L.

Se  apagó  el  sonido

de  su  fluir  constante,

-siempre  hacia  abajo-.

El  reguero  sucumbió

a  la  travesía

de  amar,  temer,  sufrir

y  vivir  la  vida.

Intuyó  el  final,

cuando  el  agua  desbordaba

sus  laderas,

querer  y  no  querer  llagar,

pues  dejaba  tras  de  sí

un  puñado  de  sus  flores,

y  los  paisajes  que  obserbaron

sus  amores.

Pero  impasible  el  agua 

continuaba

hasta  llegar  al  mar,

y  en  mar  se  tranformaba.

Vivir sin ser nada Poema por Nely García

Y llegó ese día donde no soy nada

-perdida en el tiempo-.

Y pasan las horas y vivo sintiendo,

aprecio la vida viviendo el momento.

Los amaneceres despiertan mi cuerpo

y mis emociones se las lleva el viento.

No sé si estoy llena o si estoy vacía,

pero estoy viviendo.

Y vivo mis penas y mis alegrías,

como algo común a todos los seres,

mirando a lo lejos y las cercanías,

repleto el trayecto de espinas y flores.

Siento que mi vida con mi pensamiento

se aleja y no vuelve -sin ningún lamento-,

y mi ser aprecia las cosas pequeñas

pues, no siendo nada, se funde con ellas.