Híper consciencia, narrativa sin publicar. Introducción

Los seres humanos vivimos  en la ignorancia existencial y ella nos empuja a desear el conocimiento.

En toda la historia conocida ha existido la misma inquietud aunque ahora, con las nuevas tecnologías procedentes de la física cuántica, las perspectivas son más ambiciosa y fantásticas. Ellas me han empujado a plasmar mundos prodigiosos y deseables.

Alejandro, profesor de filosofía existencial, vive situaciones materiales y energéticas, de forma simultánea e incomprensible, en el planeta Tierra del año dos mil diez y ocho, con la evolución precaria que todos conocemos y desea una transformación perfecta.

De forma imprevista, se encuentra en un planeta desconocido conversando con seres evolucionados y conocidos por la literatura, entre ellos: Sócrates, Diotima, Fedón y El principito. Ellos le hacen percibir mundos evolucionados en momentos puntuales, al mismo tiempo que vive su vida material racional, con todos sus ingredientes, amores, desamores, prejuicios, política…. esos desdoblamientos alteran su racionalidad, pues es testigo de diferentes existencias vividas por él, en mundos distintos, donde el amor racional y el místico, se entrelazan.

Su fantasía le lleva a percibir existencias superiores en infinidad de planetas entre ellos la Tierra, donde todas han logrado por medio de la consciencia total y su misma sabiduría, unas vivencias casi perfectas.

Ese “casi” que les falta, hace que en un momento dado el vacío cósmico, las sumerja en su agujero negro, para dar paso al orden establecido del eterno comienzo.