https://elpais.com/cultura/2020/04/22/babelia/1587552706_457309.html Cees Nooteboom: “Los hombres somos incurables”

#Los mundos están tocados por enfermedad doliente

patología letal y economía muriente.

En la mayor parte de ellos, todas las ideologías se agrupan para luchar

pero ¡Hispania es diferente!

los que ansían el poder acusan y vociferan con rotundidad y saña,

esperando que la presa se muera para actuar como simples carroñeros.

Sin importarles quién caiga. N. G.

https://elpais.com/cultura/2020/04/28/babelia/1588085782_764549.html Llamazares, contra la corriente del río

Cuando un escritor es reconocido siempre me alegra y más, cuando es paisano. Todo escritor debiera ser fiel a sí mismo y a las percepciones de cada momento, pues plasmar sentimientos, inquietudes o deseos, es lo propio de todo creador y el disfrutar haciéndolo un privilegio. Si además, sus escritos son leídos y gustan, es una satisfacción añadida.

https://elpais.com/cultura/2020-04-27/antoine-gallimard-no-creo-que-el-mundo-vaya-a-cambiar-seria-demasiado-bello.html Antoine Gallimard: “No creo que el mundo vaya a cambiar, sería demasiado bello

No me puedo imaginar un mundo sin libros, sin embargo, sigo pensando en los escritores sin reconocimiento que para conseguirlo sea indispensable, el que un gran sello editorial les publique con las dificultades que todos conocemos. Pienso que las nuevas perspectivas también cambien las formas de adquirir una lectura y que los propios lectores tomen la iniciativa de descubrir ellos mismos algo que se acerque a sus sensibilidades. Puede ser que las sociedades después de la tragedia sigan cometiendo los mismos errores colectivos y no reflexionen en  lo efímera que es la vida y lo importante de ser feliz, durante el corto trayecto. Pienso que los cambios son necesarios para seguir avanzando y espero que los trayectos desemboquen en utopías.

https://elpais.com/cultura/2020/04/22/babelia/1587577937_116917.html Joan Margarit, un Cervantes en cuarentena

Los autores reconocidos esperan ilusionados este día, los otros ¡que son muchos! pasan por él sin pena, ni alegría. Unos sueñan con que sus obras ocupen lugar destacado en los estantes, otros, desean solamente ser leídos para discutir los contenidos. Sin embargo, solo están los escogidos ¿por quién? ¡por el apoyo de los fuertes!.

Los géneros tienen capacidad igualitaria en creación pero mayoritariamente distintas sensibilidades y dependiendo de quién los lea diferentes apreciaciones y ¡claro!, en un mundo de hombres lo que prima es su opinión.

He descubierto obras escritas por féminas que plasman historias, vivencias, posibilidades y toda clase menciones, incitando a reflexiones profundas adornadas con sentimientos, intuiciones, y posibles soluciones, que solo la sensibilidad de sus iguales captan.

En la escritura de los hombres ocurre lo mismo, la obra de Michel Houellbecq lo demuestra,

donde las aberraciones la sexualidad  extrema, u otros supuestos desagradables tienen cabida, con la certeza de que solo sus percepciones son válidas. Y una mayoría de su género está de acuerdo. y el éxito asegurado.

Día del libro

Desde el confinamiento leo dos obras con diferentes líneas narrativas, pero ambas interesantes porque producen reflexiones profundas desde perspectivas distintas.  Sapiens, Yuval Noah y Bajo el sol de Kenia, Barbara Wood.

Las diferentes sensibilidades entre géneros existen y los buenos relatos indistintamente quien los escriba, siempre llegan a la mía, sin embargo descubro obras escritas por mujeres que a mí me parecen buenas y no gozan del prestigio que en mi opinión se merecen. Eso puede ser porque las sensibilidades no siempre son las mismas entre los géneros y en un mundo de hombres sus recomendaciones tenían o tienen prioridad.

Un virus que aturulla

#La corona  que ha surgido con su poder destructivo

ha desencajado al mundo con gobiernos incluidos.

Los niños pueden salir dijo el poder actual

¡pero la calle no es suya! solo acompañar adultos

en un menester banal y en lugares infectados.

El virus muerto de risa contempla la sin razón

de jerárquicos confusos con poca imaginación.

https://elpais.com/ciencia/2020-04-18/antes-de-que-llegue-la-vacuna.html Antes de que llegue la vacuna

La confusión que procura la ignorancia puede ser beneficiosa  porque genera reflexiones profundas y el miedo a una la muerte inesperada, algo muy humano.  Pienso y “puedo equivocarme”, que cuando se vuelva a una relativa normalidad, el instaurar sociedades sin carencias económicas es algo indispensable para poder afrontar retos más ambiciosos, por medio de la física moderna. La verdadera evolución requiere conocimiento integral en todos los campos.