http://cultura.elpais.com/cultura/2016/03/28/actualidad/1459180923_944453.html

Texto 014

 

¿Qué más puede pedir un novelista si le leen mundialmente?, Quizás la felicidad personal fuera evidente cuando las historias contadas reflejaran algo nuevo, y no dando siempre vueltas a las mismas vivencias a saber: desigualdades, conflictos, fanatismos, aberraciones y un largo etcétera, que se repiten a lo largo de la historia aunque con matices diferentes, y que a veces se entremezclan con algún gesto de sabiduría y amor.

Pienso que esa forma de expresión no puede cambiar mientras no superemos la ignorancia existencial.

Día de la poesía

Texto 040

Día de la poesía

El poema surge amargo y desgarra en su tristeza
al percibir el rebaño sin pastor
que huye de la guerra, o de míseras vivencias,
en un convulso caminar desesperado que su proeza
le impide comprender la sinrazón de tratarlos como presas.
La tierra prometida se ha truncado en miradas inhumanas
y tiendas sobre el barro esperando resignados
la mano compasiva que le tienda algún hermano,
o que cumplan los gobiernos asignados
sus deberes de acogida ¡el sello de los pueblos cultivados!.
Pero el fuerte con razones muy dudosas que lavan su consciencia
los devuelve al lugar donde salieron
¡sin ningún titubeo!,
ni una sola reflexión del ¿por qué? De la contienda,
ni de las miradas de niños inocentes que no entienden
ni la muerte que amenaza les conmueve.
¡Retroceso social de la vergüenza!.

http://cultura.elpais.com/cultura/babelia.html

La humanidad con su ignorancia siempre se ha preguntado el ¿por qué? De tantas cosas como: nacimiento, muerte, dolor, placer, desigualdades, aberraciones y un largo etcétera. Las religiones creo que surgieron para dar respuestas al misterio que nos rodea a veces, con convicciones un tanto ingenuas. En un principio de forma bien intencionada y con el paso del tiempo supuestamente algo interesada.
Las inquietudes científicas, o filosóficas, son necesarias para la evolución humana, pero en lo primero que en mi opinión se debiera de trabajar sería la erradicación del hambre, de las guerras y toda clase de violencia, y que todos tuviesen las primeras necesidades racionales cubiertas. Una vez logrado se podría investigar sobre lo transcendente.

La felicidad 028

Sugerencia a los garantes de la cultura literaria principalmente, “a las grandes editoriales”

006.JPG

 
A un pueblo de progreso se le reconoce por su cultura. En nuestro país las inquietudes literarias son cuantiosas; eso no es perjudicial pues siempre será mejor “la abundancia que la escasez”. El peligro surge con la proliferación de depredadores camuflados en sellos editoriales, conscientes de los anhelos naturales de toda persona que escribe por dar a conocer sus textos. Les ofrecen la publicación de sus libros y unos supuestos movimientos que benefician sus obras, a cambio de una cantidad de € en efectivo, o la compra de X ejemplares de sus propias obras, a precios exagerados para unos autores sin reconocer. Una vez consumado el negocio se olvidan de que tales libros existen en aras de la captación de nuevos ingenuos.
Las grandes editoriales se mueven en un terreno infranqueable para los noveles. En París existe un Salón de artes plásticas, donde todo creador puede enseñas sus trabajos y los interesados lo visitan con la esperanza de descubrir nuevos talentos.
Pienso que en España sería de agradecer el que las grandes editoriales se unieran para formar una especie de Salón anual, donde todos tuviesen una primera oportunidad, y de ese modo mostraran que su principal interés consiste en apostar por el desarrollo cultural, y no solo el por los beneficios económicos. Seguramente que sería una publicidad asequible.
Esta sugerencia lo más probable es que caiga en saco roto, pero al expresar mi percepción me he sentido bien.