Hiper consciencia, presentación y sinopsis

Esta obra está inspirada en primer lugar, por el apasionamiento que siento hacia la filosofía existencial y las posibilidades infinitas que augura la física cuántica. Todo ello ha dado pié a que mi fantasía literaria cree mundos fantásticos que quizás, en el futuro pueden considerarse como reales.

Ha sido  posible por la lectura de las obras de Stephen Hawking y algunas  frases formuladas de forma comprensible  por físicos de reconocido prestigio: entre ellas, La formula de Richar Feynman de “la suma de caminos” donde la partícula toma simultáneamente todos los caminos   y en el espacio-tiempo,  igualmente  todas las historias.

 Niels Boohr decía “aquel que no se extrañe de la mecánica cuántica es que no ha comprendido nada”.

En 1983 Stephen Hawkin y james Hartle, de la universidad de California, entre otras fórmulas desarrollaron la del “tiempo mágico o fórmula mágica”; donde he substraído un fragmento y dice así: para obtener los resultados correctos en la suma de historias la variable temporal que interviene en la misma debe de catalogarse como “un tiempo imaginario”.

Otros fragmentos por Lic. Roberto Ávila.

La física cuántica es la ciencia desde el punto de vista de la totalidad de las posibilidades.

La consciencia está envuelta, el observador no puede ser ignorado. La realidad es un número “n” de ondas. El universo está todo ocupado por millones de energías. La energía es una vibración que se sucede en el espacio y el tiempo. Todos somos energía y estamos conectados. Cada uno somos parte del otro. La energía es movimiento. Puede estancarse, pero nunca saturarse. La vida es un continuo reciclar de la materia y la energía.

Según Newton, el universo es una inmensa máquina compuesta de partículas materiales inertes y sometidas a fuerzas ciegas. Esa ceguera da pié a la creación: la visión de Newton de un universo fragmentado ha dado paso a un mundo exuberante de creatividad; ahora se sabe que lo real no está determinado solamente por las leyes materiales aplicadas al principio, sino que pueden ser trabajadas y dar vuelta a la supuesta realidad en su nivel más profundo. Las leyes físicas con la llegada de la mecánica cuántica han perdido su rigidez. El azar entra con fuerza en el mundo subatómico; con la teoría del caos, el azar y el no determinismo, han invadido no solamente la vida cotidiana, sino que también, el campo planetario y sus galaxias.

  Ahora sabemos que las partículas atraviesan murallas, y  que el observador crea la  realidad,  que el caos es armonía, que existe una realidad múltiple y en ella puede caber todo lo imaginado.

“Publicado en investigación y ciencia” El espacio-tiempo es una ilusión y todo existe solo en el momento presente. La física cuántica que estudia las cosas pequeñas está cambiando la noción que tenemos de nosotros mismos y cuanto nos rodea.

       En Híper consciencia, el mundo racional conocido y el fantástico se entremezclan.

                Sinopsis de “Híper consciencia”

    Alejandro, es un joven profesor de filosofía existencial que vive en el año dos mil diez y ocho y sueña con un mundo perfecto.

    De una forma incomprensible racionalmente, se encuentra un día rodeado de personajes conocidos por la literatura universal, que después de sus muertes físicas adquirieron unas formas energéticas superiores y vivían en beatitud constante en un mundo especial. Un grupo de ellos decide bajar a la Tierra con cuerpos materiales (solamente aparentes), por amor hacia todos los seres vivos que pueblan este mundo imperfecto e intentar amortiguar sus sufrimientos y Alejandro se convirtió en su amigo.

    Ellos con su sabiduría le hicieron contemplar otras realidades vividas por él, en tiempos indefinidos. Desde ese momento, vivía periodos materiales y otros puramente energéticos, en diferentes existencias. La cantidad de información recibida y la escasa energía acumulada hicieron que la mente de Alejandro se tambaleara.

    Sus amigos le aconsejaron el que, durante un periodo más o menos largo, viviera su vida material en la Tierra (que también resultó ser sorprendente) y olvidara, los mundos transcendentes hasta que los seres de todos los mundos evolucionaran. Sin tener plena consciencia de ello, los organismos adquirieron un conocimiento superior en un periodo de tiempo impreciso y los habitantes de la Tierra también. Alejandro en esas condiciones ya podía integrarse otra vez, en el grupo de amigos evolucionados. Llegados a ese estado sabio, las mentes de todos los mundos se encontraban en un amalgama de infinitas posibilidades, donde la consciencia total, podría ser el centro, el vacío cósmico, el poder y la física cuántica, el hilo que puede conducir hacia nuevos conocimientos.

    También descubrieron que las jerarquías pueden ser inútiles o contraproducentes, si no están conducidas por multitudes evolucionadas, tanto en el mundo racional, como en el místico.

    Una narrativa en donde, de forma natural y comprensible, racionalidad y ciencia ficción fantástica, se entremezclan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s