#Para que la democracia sea auténtica, las sociedades deben de evolucionar y dirigir ellas, a los escogidos en aras de que todo funcione con igualdad, inteligencia y sin privilegios. El poder ejercer lo que más les motiva y avanzar en el conocimiento, es la verdadera recompensa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s