http://cultura.elpais.com/cultura/2017/06/09/actualidad/1497010964_177086.html

La historia de Goytisolo nos muestra la importancia que tienen las penurias económicas en nuestras culturas. Una sociedad donde las necesidades esenciales estén cubiertas con generosidad y una educación superior para todos esté asegurada el desarrollo y evolución serían evidentes. Me resisto a admitir que una utopía semejante es imposible: lo que considero irrealizable es el pretender un desarrollo de progreso, sin antes haber instaurado el bienestar social.
Por otra parte: un creador necesita la energía suficiente para plasmar sus percepciones, y cuando el cuerpo se deteriora y la sensación del entorno es caótica el problema se acentúa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s