http://cultura.elpais.com/cultura/babelia.html

Solo he leído de este autor “Las partículas elementales” y percibí el afán obsesivo y la complacencia de uno de los protagonistas por mostrar con toda integridad escenas eróticas y aberraciones extremas, (que quizás existan en nuestra sociedad de forma oculta). El otro protagonista dedica su vida a la investigación y nos introduce en un mundo apasionante y lleno de dificultades. Al final los dos caminos conducen hacia la insatisfacción.
Las religiones suelen ser sedantes que evitan la desesperación. Pienso que el aceptar nuestra ignorancia e intentar un entendimiento progresivo es otra forma de religión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s