http://cultura.elpais.com/cultura/2015/01/01/television/1420108416_702280.html

Confieso que las fiestas navideñas me aburren por su repetición. Solo cuando existen niños en la familia se aprecia un poco de magia, e ilusión: el resto siempre lo mismo “reunión de familias con algún contratiempo incluido, menús tradicionales y un sinfín de aptitudes repetidas, como si por unos días el tiempo hubiese retrocedido y programas de TV incluidos, pero reflejando el paso de los años en nuestras figuras, y la ausencia de algunos.
Cuando pasan la misma expresión. ¡Uf! se acabaron.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s